El origen de la celebración de la calçotada

Con la temporada de los calçots cerca, hay quienes aprovechan para celebrar la tradición, porque aunque cada vez resulta más fácil obtener alimentos de fuera de temporada durante todo el año, resulta que los calçots siguen permaneciendo como un producto muy de temporada, por lo que resulta complicado obtenerlos fuera de la temporada en el que es momento de cosecharlos. La época de los calçots es de enero a abril.
Alrededor de la celebración de las calçotadas se ha creado una reconocida y característica industria turística, que satisface totalmente las expectativas del público visitante. Incluso existen restauradores en Cataluña que llevan más de cien años ofreciendo la tradicional y auténtica celebración de las calçotadas, los cuales tratan cuidadosamente de preservar la tradición de esta gastronomía, mientras esta pasa de generación a generación.
La celebración de las calçotadas mueve cada año miles de personas en su temporada, entre los meses de noviembre y abril, la fiesta gastronómica popular y típica de nuestro país demuestra la solvencia de esta tradición y el increíble estado del sector turístico.
Las tradiciones gastronómicas se tratan de un tipo de expresión social en los que se combinan partes culturales, territoriales y a veces creativas. Estas son capaces de transmitir emociones increíblemente felices, sobre todo cuando el comensal supera tus expectativas porque es más delicioso de lo que pensaba.
Cada tradición tiene su mérito, ya sea simple o complejo, independientemente de eso, uno debe ser capaz de valorar la excelencia que ofrece. Sin olvidar aquellos valores en lugares que sirven alimentos de proximidad con los valores culinarios, la autenticidad y el encanto autóctono.


El mejor lugar para llevar a cabo la celebración de las calçotadas

Existen varios sitios de restauración en lo que ofrecen todo lo necesario para hacer la celebración de las calçotadas en el invierno, en algunos también incorporan comida tradicional completa en el menú que ofrecen de temporada.
Cuando quieras adquirir este servicio en un restaurante, asegúrate de que los calçots se asen de verdad y no se hagan de otro modo no tradicional, como en sitios que lo hacen con el microondas. Incluso lo ideal sería tener un espacio perfecto con la familia, como las áreas verdes y la tención personalizada que llegamos a ofrecer en Can Mauri. Por otra banda, las áreas de pícnic también sirve como una buena opción para llevar cabo celebración de las calçotadas. Sitios con parrillas que se pueden usar para quienes quieran preparar ellos sus propios calçots. Con lo que solo necesitas cocinar los calçots con un fuego alto durante unos minutos, y de modo que puedas obtener los mejores sabores gracias ala parrilla. Y es crucial no olvidarse de la tradicional salsa de romesco.

 

× ¿Cómo podemos ayudarte?