Halloween o castañada: ¡Vívela en Can Mauri!

Si hay algo que nos caracterice los meses del año son las celebraciones que tenemos entremedio y que podemos disfrutar con amigos y familiares. El verano ya ha pasado y ahora, con la llegada del otoño y la carrera hacia las navidades, nos encontramos con Halloween o conocido más popularmente aquí en Cataluña como la Castañada.

La noche de Halloween es la del 31 de octubre y a día de hoy, la Castañada también se ha adelantado a la misma noche del día 31. Antaño se celebraba el día 1 de noviembre, pero las tradiciones cambian, y ahora la tradición es cenar con familiares y amigos y tomar de postre castañas acompañadas de vino dulce llamado Moscatel.

En Can Mauri siempre ponemos a disposición de todos vosotros la manera de disfrutar de estas fechas especiales y este miércoles 31 de octubre celebraremos la castañada con nuestro menú elaborado con productos de temporada (si quieres ver el menú pincha aquí) y además celebraremos la terrorífica noche de Halloween con un túnel del terror de lo más original; comida, bebida, fiesta y terror este miércoles por la noche. Estas celebraciones, acompañadas de la gente de tu entorno hacen que sean más especiales (y por supuesto, ayudan a que los días que son laborables pasen mejor).

El origen de la Castañada

Queríamos escribir en el blog para hablar un poco sobre el origen de la Castañada y de Halloween. A veces incluimos celebraciones en nuestra vida y no sabemos de qué vienen, cómo empezaron… ¡por ello un poco de explicación nunca viene mal!

Una de las primeras versiones que encontramos con esta tradición data finales del siglo XVIII, donde celebraban banquetes funerarios en los que no se servían otros alimentos que no fueran legumbres, frutos secos y panecillos (los llamados hoy en día como Panellets). El sentido simbólico que tenía el banquete era la de la unión con el alma de los difuntos (no olvidemos que el día 1 es el día de Todos los Santos). Asaban las castañas, rezaban tres partes del rosario por todos los difuntos de la familia.

Otra versión que encontramos, más práctica si cabe, está relacionada con la tradición de los campaneros. A finales del mismo siglo, los campaneros tenían que pasar toda la noche de Todos los Santos haciendo sonar las campanas. Estos eran ayudados por personas de su entorno, por ser una tarea realmente dura de realizar. ¿Adivinas cómo aguantaban toda la noche? En efecto, como necesitaban algo energético y es temporada de este maravilloso fruto seco, se alimentaban de castañas, boniatos y panellets. Todo esto, acompañado, cómo no, de moscatel servidor bien frío.

Cómo preparar una buena Castañada

La Castañada transmite calidez, familia, hogar… da paso a una nueva etapa dentro del año. Viene el frío, los días en familia, los días dulces acompañados de una chimenea, del calor de la gente de tu entorno… Entonces, la mejor forma de celebrar la Castañada es en un sitio donde te sientas como en casa. En Can Mauri nos preocupamos de transmitirte el calor de un hogar, de lo importante que es la unión de la familia comiendo alrededor de una mesa, con comida de temporada y obviamente unas bien tostadas castañas. Para qué quedarte en casa y tener que cocinar, limpiar… olvídate y relájate. Deja que en Can Mauri nos ocupemos de estos días de temporada. Además… ¿te hemos hablado ya del túnel del terror que tendremos preparado? Ahora hablemos de la fiesta de Halloween.

El origen de Halloween

Lo primero, ¿sabes de dónde viene la palabra Halloween? Es una forma de unir All Hallow’s Eve, que la traducción al español es la Víspera de Todos los Santos. Curioso, ¿eh?

El origen de Halloween es de origen pagano y sus raíces vienen del antiguo festival celta llamado Samhain cuyo significado no es otro que “Fin del verano”. Esa celebración está colocada al finalizar la temporada de cosechas en Irlanda y da comienzo al nuevo año celta, cuyo comienzo también coincide con el solsticio de otoño.

Ahora te preguntarás, ¿qué tiene que ver la calabaza en todo esto? Pues bien, había una tradición que era la de tallar verduras, nabos sobre todo, para usarlos como linternas. Su significado era puramente espiritual, ya que decían que estas esculturas protegían a los humanos de los espíritus de los difuntos.

Pasaron de los nabos a las calabazas cuando los irlandeses emigraron a Estados Unidos y vieron que era muchísimo más fácil tallar una calabaza.

Bien, ¿y los disfraces por qué?

El caso es que en esta celebración, los irlandeses llevaban máscaras y cambiaban sus vestimentas para “confundir” los vivos de los muertos. Era su forma de creer que impedirían que los espíritus irrumpieran en sus vidas.

Hay tradición, fuera de aquí, donde se celebra más Halloween, de hacer ofrendas culinarias. Estas ofrendas las hacían como símbolo de recuerdo. Como nos encanta comer a día de hoy, todo lo que tenga que ver con comida lo conservamos sí o sí.

La evolución de estas festividades

Actualmente nuestra sociedad ya no es tan religiosa o espiritual pero eso no quiere decir que estas festividades no se mantengan. Por contra, son formas de acercarnos a nuestra familia y amigos, alrededor de una mesa, con la comida tradicional del día en cuestión, como es en este caso la Castañada y compartir momentos que luego recordamos durante todo el año.

Vente a Can Mauri, deja que cuidemos de ti y tu familia y diviértete esta víspera de Todos los Santos ¡como nunca!

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.