La primera comunión al detalle

Llega el nuevo año y con él los últimos preparativos para celebrar la primera comunión de nuestros hijos e hijas. La celebración de la primera comunión es uno de los días más señalados en la vida de nuestros pequeños príncipes y princesas, por ello es importante prepararla con mimo y, claro está, haciendo que ellos también se sientan partícipes de la organización del día en el que son los únicos protagonistas. Pues no sólo se centra en los meses previos de la catequesis ni en la ceremonia de la iglesia, sino que también hay que preparar el evento para la celebración posterior con todos los familiares, amigos y seres queridos. A continuación, os dejamos algunos consejillos para que preparéis la primera comunión de vuestros peques, porqué no es sólo una fiesta con amigos y familiares, sino una celebración especial y única en la vida que nuestros hijos e hijas tienen que disfrutar al máximo para recordarla siempre.

Piensa como un niño

Un imprescindible en estas preparaciones es la contratación de un payaso, un monitor de juegos o un cine casero, por ejemplo. El motivo por el cual os hacemos estas recomendaciones es porqué todos sabemos que los niños son unas personitas muy inquietas y nerviosas que raramente pueden quedarse sentados o quietos en un lugar. ¡Ni deben! Son niños y tienen que pasárselo bien, y más en su día especial. Es su fiesta y hay que tenerlos felices y entretenidos.

La decoración

¿Por qué conformarse con una comunión convencional? Siempre se puede hacer este tipo de eventos mucho más especiales si se personalizan. Podéis decorar el lugar del banquete (si el espacio lo permite) con alguna temática que al homenajeado le guste, por ejemplo con detalles de sus personajes de ficción favoritos, su país o colores favorito, su hobby, etc. Además, por qué no hacerlo más original montando un Candybar con un montón de chucherías y golosinas, carritos de limonadas o aguas de sabores, un fotomatón, piñatas, talleres y manualidades, juegos clásicos, … Otra idea es que si parte de la familia, o la familia entera, proviene de un país con una cultura muy marcada, también se puede hacer presente en la decoración y los detalles.

Seguro que incluso los más mayores querrán disfrutar de todo ello como si volvieran a vivir su infancia.

Algún recordatorio original

Siempre es bonito tener algún recordatorio bonito de las celebraciones de este tipo, como bodas, comuniones o bautizos. Lo típico es que se den las fotografías que se hacen durante el banquete con el niño o niña homenajeados, pero, ¿qué tal si le damos la vuelta a este recordatorio?

Una alternativa o complemento original a estas fotografías es montar un fotomatón para los invitados, como ya hemos comentado, con una pequeña impresora instantánea para que se puedan llevar más de una copia al instante.

Otro tipo de recordatorio son las peladillas. Estas pueden venir servidas en algún detalle que tenga que ver con la temática de la fiesta. O, así como con las fotos, jugar a ser más atrevidos y rompedores con a tradición y hacer galletas. Puedes hacerlas de formas y colores muy distintos, incluso se puede escribir un mensaje aleatorio, frases que al peque lo gusten para que los invitados se las puedan llevar y incluso comer.

Hasta dónde la imaginación nos lleve.

El Lugar

A la hora de escoger el restaurante o lugar dónde hacer la celebración post ceremonia, no hay que centrarse sólo en que “hay que hacer la comilona para los invitados”. Pero en realidad no todo vale. El especio ideal es un lugar intimo, y que sea al aire libre o que tenga zona al descubierto lo suficientemente grande como para que los niños puedan jugar en un espacio abierto sin molestar, perderse o hacerse daño. Ellos saben divertirse y hay que dejarlos hacer. Y, como no, para que los invitados también puedan ir saliendo a disfrutar del buen día o a fumar, si hay fumadores.

Can Mauri es un restaurante de eventos ideal para este tipo de celebraciones. Por ello llevamos años celebrando uno de los momentos más especiales de los más pequeños de la casa: la primera comunión. Os ofrecemos un espacio acogedor, íntimo, con zonas interiores y exteriores para que los padres no tengáis que preocuparos por dónde jugarán los niños o si los fumadores podrán saciarse con tranquilidad y comodidad. Además de que contamos con un banquete especial para este tipo de ocasiones.

Celebra este evento con nosotros a lo grande y sin limitaciones, para que tanto invitados como niños lo recuerden con cariño y alegría.

No Comments

Deja un comentario

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada