5 Platos primaverales fáciles de preparar

Llega la primavera y con ella el cambio de alimentación. Las frutas y verduras ganan terreno y con ello, los platos más ligeros. Así que dile “hola” a la primavera de la manera más saludable con estos cinco platos fáciles de preparar.

Crema de calabacines

El calabacín da mucho juego y en crema está delicioso. Necesitas muy pocos ingredientes para conseguir un plato rico en nutrientes. Puedes añadirle unos picatostes y un poco de jamón crujiente al servir. Si quieres un truco para que te quede una crema de calabacín totalmente diferente es añadirle un poco de nuez moscada (es el ingrediente estrella que le da ese sabor tan característico a la bechamel). Verás qué diferencia y qué aromática queda.

Ensalada de habitas

Cuando pensamos en ensaladas siempre pensamos en lechugas, verduras crudas… pero aquí te proponemos una ensalada de legumbres, en este caso de habitas. Pero piensa que las habitas las puedes reemplazar por garbanzos, lentejas… A esta ensalada le puedes añadir dados de bacon, de tomate crudo, queso de cabra y patata. Lo aliñas con una cucharada de aceite de oliva virgen extra y un poco de sal y pimienta… et voilà!

Huevos revueltos con verduras

Los huevos revueltos nos encantan porque tienen infinidad de preparaciones y combinaciones. En este caso, aprovecha verduras de temporada. Lo único que tienes que hacer es pocharlas en una sartén e incorporar los huevos una vez estén hechas. Salpimenta al gusto y sírvelo con unas tostaditas de pan de sémola.

Ensaladas frescas de pasta

Las ensaladas tienen que ser las protagonistas de la primavera. Al final es una manera muy sana y nutritiva de mezclar ingredientes, servirlos en un plato y disfrutar de cada uno de ellos en cada bocado. Para hacer una ensalada de pasta tan solo necesitas macarrones, lacitos u otros tipos de pasta. Le puedes añadir dados de tomate, pepino, espinacas cortaditas, rúcula, quesos, aceitunas rellenas, alcaparras, aguacate… ¡la elección es tuya! Además si quieres integrarle proteína a esta ensalada puedes añadirle atún, tortilla cortada a tiras, salmón ahumado… Con una ensalada así de completa no necesitarás comer nada más. Además, es fácil que sobre y puedas disfrutar de ella mañana también.

El más fácil… Rollitos de jamón y queso

Este es el más fácil de preparar y casi que el más agradecido. Tan solo necesitas el horno, jamón dulce (o salado) y queso (en lonchas). Tienes que hacer rollitos con el jamón y el queso (el queso que quede en el interior) y meterlos en el horno unos 10 minutos para gratinar. En esta preparación puedes añadirle bechamel o alguna salsa para gratinar también. ¡Te quedará un plato fácil y de lo más sabroso!

No Comments

Deja un comentario

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada