¿Quieres contratar a un wedding planner en Barcelona?

Contratar a un planificador de bodas es una gran inversión, pero también es un alivio para tu salud mental. Puedes comenzar escogiendo tu vestido de bodas y eventualmente a cortar el pastel, pero los detalles menos divertidos que componen esta celebración podrían llegar a ser un poco estresantes. Los wedding planners son magníficos profesionales que permanecen a tu lado en todo momento para que estés segura que tendrás una excelente celebración, ellos te indicarán con las tareas previas antes de la boda (que son los días más estresantes si no tienes a un planificador a tu lado), como, por ejemplo: comprobar si todos recibieron sus invitaciones, hay suficientes copas de vinos para todos… etc. Si bien los aspectos básicos del trabajo de un planificador son bastante conocidos, ¿cómo te aseguras de obtener un buen rendimiento de esa inversión? Aquí en el Restaurante Can Mauri tenemos los mejores profesionales en el campo que te ayudarán con tu gran día, hablamos con ellos y tienen algunos consejos que te pueden recomendar.

Conoce sus fortalezas

Antes de contratar a un planificador, investiga un poco más sobre ellos y sus experiencias pasadas. ¿Fueron el director de un evento popular, jefe de un servicio de hotel, o solamente llevan años en el servicio de wedding planners? Puede que sean experto en diseño de interiores y exteriores luego de haber trabajado en una empresa de construcción de hogares, o saber todo lo relacionado con el menú debido a que tienen experiencia de servicio de catering en un hotel. Una vez que sepas las cualidades y especialidades de tu planificador, será mucho más fácil para ti explicarles cómo quieres diseñar el día más importante de tu vida. Si eres un completo desastre en el área artística, pero sabes organizarte bien, un planificador que tenga experiencia en el campo artístico puede ayudarte, mientras que, si por el contrario eres un genio en el diseño, pero no sabes nada de organización, un planificador con experiencia en el área administrativa es lo mejor para ti.

Confía en sus conocimientos y en su lista de contactos

Los planificadores de bodas están más que contentos de ofrecer recomendaciones de proveedores, pero ¿sabías que también pueden hacer un poco de investigación si tienes un ojo puesto en alguien con quien nunca han trabajado antes? No hay mejor manera de averiguar si un fotógrafo es prometedor o un desorganizado, que directamente contactar con alguien que haya trabajado con él antes. Cuando se trata de los proveedores que están en la lista, considéralos seriamente.

Que sean creativos

La mayoría de los planificadores están en el negocio de las bodas porque les encanta. Su trabajo es ayudarte a diseñar la boda de tus sueños, pero parte del encanto de un wedding planner es su habilidad creativa para mejorar tu visión acerca de la boda, dales algo de flexibilidad y quizás puedas ver cómo te sorprenden con algo que no se te había ocurrido y que puede quedar genial en tu celebración.

Haz la inversión extra. La mayoría de los planificadores de bodas son expertos en finanzas o tienen a alguien que les ayude con eso, invertir un poco más en un planificador de bodas más costoso significará que no tienen tantos clientes y podrás disponer de él en todo momento. Muchos de los wedding planner ayudan a largo plazo a reducir el costo del presupuesto de la boda.

No pidas un descuento

El mercado es competitivo, por lo que la mayoría de los proveedores ya le están ofreciendo sus mejores precios con la esperanza de asegurarte como cliente. Confía en que ellos sabrán ahorrarte dinero buscando los mejores proveedores en el mercado. Tampoco le pidas a tu planificador de bodas que busque descuentos con los proveedores de su lista de contactos, ellos trabajan con esos proveedores porque conocen su valor, ética de trabajo, consistencia, y es poco agradable cuando un cliente quiere ponerle precio a el trabajo de otros.

No olvides que son profesionales de negocios

Aparte de la temporada alta de bodas, los planificadores generalmente mantienen las horas normales de trabajo, así que no esperes que contesten tus mensajes de texto a las 10 de la noche de un martes. Mejor aún, cambia los textos por correos electrónicos, los textos se pierden o no llegan a su destino, son fáciles de malinterpretar y son demasiado informales para el proceso de planificación. Un wedding planner es una persona organizada que le gusta mantener un registro de clientes y comunicarse con ellos de la mejor manera, así que siempre es mejor una llamada a horas de trabajo antes que cualquier cosa.

Finalmente, entiende que si un planificador de bodas está ocupado en otro evento no estará disponible para nadie más. ¿Quieres que en tu día de bodas tu wedding planner esté organizando otro evento y desatendiendo el tuyo? probablemente no.

Aquí en el restaurante Can Mauri conocemos las cualidades de un verdadero wedding planner, así que no dudes en contactar con nosotros para hacer tu mejor inversión en tu gran día.

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.