¡Se acerca San Valentín!

Llega el mes de febrero y con él los escaparates y campañas publicitarias se tiñen de rojo, rosa y muchos, muchos corazones. Febrero es el mes del amor por excelencia prácticamente en todo el mundo, y todo ello por el día de San Valentín, el 14 de Febrero. A pesar de que la mayoría de personas ven la inevitable relación comercial y de marketing de estas fechas, realmente el día de los enamorados no fue un invento gratuito para vender más. Lo que celebramos con el 14 de Febrero es la dedicación al amor, amar y ser amado, que erróneamente se relaciona directamente con las parejas, pero hay muchos tipos de amor que también merecen ser celebrados como el amor de la amistad, de la familia, del compañerismo, el amor entre maestros y aprendices o alumnos y, obviamente, el de la pareja. Por desgracia se ha frivolizado mucho esta fecha y su significado, por ello, hoy venimos a desvelarte pequeños secretos de este día tan especial a la par de polémico, como por qué se celebra el 14 de Febrero y quien fue San Valentín.

Alejando la celebración de este día del ámbito cristiano religioso, en principio se asocia con el 14 de febrero por la creencia popular medieval, sobre todo en Inglaterra y Francia, en la que los pájaros empiezan a aparearse a partir de esa fecha. De hecho, es en estos dos países, entre la caída del imperio romano y mediados del siglo XV, donde nace la tradición de mostrar el amor a tu amada o amado con tarjetas y pequeños presentes. En Norteamérica con los avances de la imprenta y el impacto de la bajada de precios del servicio postal hicieron que en el siglo XVIII se incrementara la costumbre de enviar regalos y cartas. Fue sobre, 1849, cuando Esther A. Howland empezó a comercializar de forma masiva con las primeras tarjetas dedicadas exclusivamente al día de San Valentín.

A nivel religioso y cristiano, son diversos los antiguos martirologios los que hacen referencia como mínimo a tres santos, de nombre Valentín, todos ellos mártires en fecha 14 de Febrero.

El primero y el más popular, probablemente por su bella y utópica historia, es un sacerdote romano del siglo III que puso en riesgo su vida para unir a los jóvenes sin familia en matrimonio. En aquella época reinaba el emperador Claudio II. Este personaje prohibió que se celebraran los matrimonios entre los jóvenes sin familia, dado que según su criterio eran muy buenos candidatos a ser soldados de Roma porqué no tenían tantas ataduras como alguien con familia a su cargo. Como no, el buen sacerdote lo consideraba una injusticia y una falta a Dios, ya que no permitía hacer llegar el amor de Dios a las parejas ni el de ellas a Dios. Así pues, San Valentín lo desafió y celebraba en secreto los enlaces para estos jóvenes enamorados. Cuando la noticia llegó a oídas del emperador este enfureció por la osadía del sacerdote, pero lejos de condenarlo a la primera de cambio lo mandó llamar a su palacio, pues San Valentín era muy amado y tenia mucho prestigio en Roma. Una vez allí, el patrón de los enamorados aprovechó para hacer apología del Cristianismo y así defenderse. Claudio, empujado por el gobernador de Roma y el propio ejercito, lo mandó encerrar. Finalmente, tras varias semanas de reclusión, el emperador mandó que lo martirizaran, golpearan y, por ultimo, que lo ejecutaran el 14 de febrero del año 270 dC.

San Valentín fue proclamado santo entre los año 496 y 498 dC, aproximadamente, por el Papa Gelasio, y los restos mortales del sacerdote del amor aun se conservan y permanecen en la basílica homónima en la ciudad italiana de Terni, Italia.

Es tradición que cada 14 de febrero vayan a la Basílica de San Valentín las parejas que hayan decidido casarse durante el próximo año para recibir las bendiciones del santo durante este acto de compromiso.

Otros San Valentín que se asocian con esta fecha son  el obispo de Pignataro Interamna (la actual Terni, casualmente) que fue famoso por su evangelización, milagros y curaciones. Éste fue decapitado durante la noche y en secreto por el emperador romano Marco Aurelio, por tal de que no se hiciera eco el pueblo de Terni, dónde era también muy amado. Sus restos mortales yacen actualmente en la Vía Flaminia, entre Roma y Terni. Por último, existe un San Valentín del cual no se tiene mucha información veraz, pero que fue martirizado en África junto con algunos de sus compañeros.

Fuera quien fuere San Valentín, éste fue nombrado y conocido como el patrono de los enamorados. Y así como a todos los Santos, a San Valentín se le caracteriza por haber llevado y profesado su amor por Dios hasta dar la vida por él. Como ya hemos dicho, no es necesario estar enamorado para celebrar este día, pues su principal propósito es celebrar el AMOR. Por ello, en Can Mauri te invitamos a que celebres con nosotros el sentimiento más puro del ser humano con quien más ames, en un espacio acogedor y encantador.

No Comments

Deja un comentario

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada