¡POR UN AÑO NEVO PRÓSPERO Y LLENO DE SUERTE!

Noche Vieja, una de las noches más esperadas, más festivas y más cargadas de promesas y deseos de todo el año. Esta noche, a diferencia de las otras que conforman las festividades navideñas, es dentro de lo que cabe, la más informal de todas y la más dispar. Hay quien le sigue gustando celebrarla en casa con la familia o con amigos, a quien tiene como norma no hacer nada esa noche y deciden siempre reservar una cena en algún buen restaurante que después disponga de una buena fiesta sin tener que moverse prácticamente del lugar; o directamente gente que quiere celebrarla en la intimidad, con sus más allegados, su pareja, su núcleo familiar o simplemente solos. Sea como sea la forma en la que lo celebremos, siempre suele haber ciertas tradiciones que se tienen que cumplir con el deseo de tener un año mejor del anterior.

La tradición más conocida, obviamente es la de las uvas. Se comen 12 uvas por cada campanada y por cada mes que tiene un año, con el deseo de asegurarnos que el año que está a 12 segundos de entrar nos sea próspero. Hay quien dice que las uvas tienen que ser 6 verdes y 6 moradas.

Cuando se terminan las uvas es costumbre brindar con buen cava o champán, que también es una tradición con la cual nos podemos asegurar la buena suerte. Pero hay un truquito para fomentar esta suerte y orientarla a ganar en el amor, y es poner una pieza de oro en la copa antes de las uvas, comerse las uvas y beberse la copa. El oro no puede sacarse hasta que no se ha bebido y después de abrazar y besar a todos los presentes mientras se celebra el año nuevo y se desea suerte, amor y felicidad. De lo contrario este ritual ya no es válido. Si tenemos alianza, ésta debe de ser la pieza que pondremos en la copa, pues su finalidad será garantizar la duración y estabilidad del matrimonio y año más. Cada persona bebe de la colocar su alianza en la copa de su pareja. Si no estáis casados, os podéis asegurar el amor de la persona deseada colocando un anillo de su copa en el momento del brindis.

¡No debemos olvidarnos de llevar la ropa interior de color rojo para recibir el nuevo año! Esta tradición va de la mano del ritual del oro en la copa de cava o champán. Dicen que si llevamos ropa interior roja fomentaremos el amor y la pasión en el año próximo. Hay quien dice que la ropa interior debe ser regalada, por eso mucha gente aprovecha el día de Papá Noel para regalarla a sus parejas. Pero si no tenemos ropa interior roja o si nadie nos la ha regalado, también podemos atarnos una cinta de color rojo atada a la cintura por debajo de la ropa o una cinta de color atada en la muñeca de la mano izquierda. Para acabar de rematar éste peculiar ritual, también se puede llevar una cinta de color rosa o juntarla con la roja para hacer que este amor que nos llegue o que tendremos sea incondicional y puro. Muy bonito, ¿no? También se puede poner decoración roja en la mesa para atraer la buena suerte en general. Atar las uvas con una cuerdecita roja, velas rojas, flores rojas, forrar las sillas con tela roja,… lo que se os ocurra. ¡Todo vale para atraer la buena suerte!

Pero a parte de la suerte y el amor, creo que otra bendición que todos queremos recibir para el nuevo año es la del dinero. Como mínimo que no nos falte nunca y que no caigamos en la necesidad desesperada para vivir. Pues bien, lo que es muy bueno para llamar al dinero son las lentejas. Sí, sí, lentejas. ¿No os habéis fijado nunca que tienen forma de monedita? Para que su magia sea efectiva hay que tener preparadas unas pocas para todos los comensales y tomarlas justo después de brindar con el cava o el champán, junto cuando cambia el año. No hay que dejar pasar muchos minutos. Esta tradición es italiana y de hecho en muchas casas lo que se hace es comérselas durante las campanadas en vez de comer uvas.

En fin, en lo que no hay discusión es que es LA GRAN NOCHE y que en ella se vuelcan muchos deseos y esperanzas. Normalmente los buenos tratos y deseos se sellan en un buen ambiente, con las personas escogidas para el momento y brindando con un buen brindis con el mejor cava o vino. Por ello, en Can Mauri, queremos poder formar parte de esta noche tan especial y mágica. Hemos preparado para ti y las personas con las que quieras compartir esta prometedora noche un menú especial y de muy calidad especialmente para vosotros con un variado surtido de entrantes, buen bogavante con zumo de ibérico y vieiras con panceta curada y dos deliciosos segundos a escoger. Además de postre, vinos y cavas a escoger y, como no, ¡no pueden faltar las uvas!

¡Desde el restaurante Can Mauri os deseamos un feliz fin de año y prospero año nuevo a todos!

No Comments

Deja un comentario

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada