En qué consiste la figura de un Wedding Planner

Para organizar uno de los días más importantes de tu vida puedes hacerlo con tu pareja o puedes dejarte guiar por una Wedding Planner. Son muchas cosas cosas y detalles que se tienen que organizar y es probable que alguna se os escape. Es mucho más económico de lo que creeis ya que la persona que se encargue de organizar vuestra boda ya incluye sus honorarios en el presupuesto máximo que os queráis gastar, por ello, mejor dejadlo a una persona que está acostumbrada a hacerlo constantemente y que no habrá detalle que se le escape 😉

Asesoramiento con experiencia

Lo primero es hacer una entrevista personalizada para poder conoceros y saber qué es lo que os gusta y lo que no. Un wedding planner debe conoceros bastante bien para no fallar en vuestro día y que vosotros lo disfruteis al máximo. El asesoramiento es de un profesional, con lo cual, todo estará orquestado con destreza para preparar tu maravilloso día.

Organización al detalle

No esperes asesoramiento solo, sino que una vez esté bien planteada la boda y lo que queréis, el/la wedding planner se encargará de las contrataciones y de la organización al completo de toda la boda. Será vuestra mano derecha y en quién deberéis confiar des del minuto 1.

Ningún fallo con los proveedores

Ante cualquier fallo que pueda surgir, tendrá solución inmediata. Si organizais vosotros mismos la boda y hubiera algún contratiempo con el fotógrafo, el decorador… e imagínate que esto sucede a pocos días del acontecimiento… ¿cómo podríais solucionarlo? En cambio, la figura del wedding planner es crucial en este aspecto, ya que os hallará solución sin apenas haber notado el problema.

Sois tres cabezas pensantes

Puede que tú y tu pareja tengáis mucha creatividad, pero imaginaos la de una persona con una gran experiencia en preparar bodas. ¡Las ha visto de todos los colores! Os podrá asesorar en cualquier cosa que se os ocurra y muy probablemente, al iros conociendo, dará en el clavo de qué es lo que irá mejor para vuestra personalidad.

Ahorro de tiempo impresionante

Todos trabajamos… y mucho. No tenemos tiempo ni para ir a hacer la compra semanal. De golpe ahora os veis con que tenéis que organizar vuestra boda. ¡Vuestra boda! Al principio se empieza con mucha ilusión y desempeño, pero aún quedan muchos meses por delante y los contratiempos personales pueden ser varios. Un wedding planner se encargará de todo y vosotros podréis disfrutar de la preparación de vuestra boda pero desde una perspectiva más relajada. Todo estará bajo control.

En el camino hasta el final

Para terminar, la figura de un wedding planner no solo es preboda. Durante la boda estará para que todo salga a pedir de boca y no haya ningún problema. Ante cualquier detalle, cualquier imprevisto… estará ahí y es muy probable que acabeis teniendo un lazo más que profesional. Casi familiar, ya que os habrá organizado uno de los días más importantes de vuestra vida.

No Comments

Deja un comentario

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada